Gracias

Nuestro muy apreciado compañero Ramón Alegre cierra hoy su recorrido por FEPLA para empezar su etapa como jubilado. Te echaremos de menos Ramón, pero deseamos que sea una etapa como nuestros años contigo: de ilusión, de proyectos que te entusiasmen y de alegría.

Gracias por todo lo que has aportado a FEPLA, por tu profesionalidad pero también por tu amistad. Siempre formarás parte de esta familia.